Internacionales

Desde Wellington, Martín Rodríguez

21 de Septiembre de 2011 - Para el ex "plazón" Martín Rodríguez Gurruchaga, el fomar parte de este plantel es "estar cumpliendo un sueño de toda mi vida, así que solo me queda esperar que termine de la mejor manera".

Para el ex "plazón" Martín Rodríguez Gurruchaga, el fomar parte de este plantel es "estar
cumpliendo un sueño de toda mi vida, así que solo me queda esperar que termine de la mejor
manera".

Va apareciendo el equipo que pretenden?
"Poco a poco se va logrando, aunque no es fácil, porque al fin y al cabo estamos jugando
un mundial y hay nervios, cada equipo hace su planteo, pero por suerte lo que pretendemos
está dando resultados, así que será cuestión de seguir así".

Puede haber sido la mejor producción, desde que estás en el equipo, el primer tiempo con
Rumania?
"Creo que estábamos en deuda; sabíamos que era un partido para encontrar nuestro juego y
al salir mentalizados con la idea de ser protagonistas logramos en ese lapso proponer el
juego que pretendemos".

Qué opinión tenés de la pelota?
"Veo que la de los entrenamientos es diferente a la del partido. Si bien es la misma, me
da la impresión que la de los partidos es más de futbol, media redonda, me parece más
desinflada. Pero está buena para patear, sinceramente no me jode, reconozco que tuve un
mal día, no se me dio".

Cómo ves te merece Escocia?
"El miércoles vimos unos videos, hoy ellos dieron el equipo, así que estimo que a partir
de mañana empezaremos con un seguimiento fijo de cada jugador; personalmente veo algo del
diez. Escocia es un equipo duro en todas sus líneas, pero nos es imbatible y tiene sus
huecos por donde podemos romper".

Qué partido veremos?
"Muy cerrado, nadie va a arriesgar por temor a equivocarse. Pensamos que ellos van a
patear mucho, tratando de buscar algún error nuestro, pero si lo ganamos por un penal, es
más que suficiente".

Se sintieron locales por nuestra hinchada?
"Se me puso la piel de gallina ver esos estadios con tantos argentinos hinchando por
nosotros. En Invercargill, decíamos con los chicos, nos pareció que estábamos jugando en
San Juan, porque era todos argentinos. Eso realmente fue muy bueno".
   

Valoración:
 

OTRAS NOTICIAS Internacionales