Nacionales

La visión de un “puma´65”

La visión de un “puma´65”

"Lucho" Gradin analiza nuestro rugby

05 de Mayo de 2011 - El ex medio scrum de Los Pumas, Luis Gradín, supo transitar todos los estamentos del juego: jugador primero, entrenador luego y dirigente finalmente, hasta llegar a presidir la Unión Argentina a mediados de los 90, cuando lideró un cambio estructural clave, como fue la federalización del rugby, creando la Unión de Buenos Aires, como otra entidad más dentro de la UAR.

El ex medio scrum de Los Pumas, Luis Gradín, supo transitar todos los estamentos del juego: jugador primero, entrenador luego y dirigente finalmente, hasta llegar a presidir la Unión Argentina a mediados de los 90, cuando lideró un cambio estructural clave, como fue la federalización del rugby, creando la Unión de Buenos Aires, como otra entidad más dentro de la UAR.

"Hoy nuestro rugby esta reorganizándose después de un mundial que ha sido un shock muy grande -es lo primero que analiza- y preparándose para un desafío que aparece como el más grande de nuestra historia desde que se instaló como un deporte abierto al profesionalismo".
Vamos bien encaminados?
"Hoy ingresar al Cuatro Naciones, ser parte del Super 15 es un desafío muy grande y creo que lo estamos transitando bien. Seguramente tendremos algunos trapiés, pero no debemos ser tan exitistas y si en un principio no se dan los resultados que algunos ilusionan, no se puede abandonar la competencia. Hoy están demostrando los Pampas que con trabajo y organización estamos en condiciones de competir de igual a igual con todos.  Pero para poder jugar con estos seleccionados del Hemisferio Sur que son de los más poderosos tenemos que adaptarnos algo que seguramente nos llevará de dos a tres años".
El Pladar nos da herramientas para esa adaptación?
"Si, el Pladar y la competencia. No podemos prepararnos de la mejor forma si luego no compito, no se donde estoy. Creo que el Pladar es un paso para poner al jugador por encima del nivel local. Pero para llegar al nivel de los grandes seleccionados, creo que todavía nos falta mucho. Y eso se logra con la competencia. Estoy convencido que el jugador "pampa" cuando vuelva de Sudáfrica va estar en un escalón muy por encima del que tenía cuando salió de nuestro país. En dos meses esos jugadores saben perfectamente que poniendo determinadas condiciones mentales dentro de la cancha, pueden enfrentar, igualar y vencer a equipos superiores".
"Si eso lo llevamos al seleccionado mayor, el desgaste que harán Los Pumas enfrentando a Sudáfrica, Nueva Zelanda o Australia, tanto en lo físico como en lo mental será enorme y a veces ocurre que en lugar de sumar calidad de juego, el equipo se va diezmando, por eso es importante tener cantidad de jugadores para ir reemplazando a eventuales bajas. Insisto, la vamos a afrontar bien, creo que en dos o tres años estamos jugando palo y palo con ellos".
Debería generarse una competencia más exigente fronteras adentro?
"Pienso que la competencia local está bien, aunque deberíamos mejorarla en el nivel de nuestras capacidades. Quizás sería interesante incorporar gente de afuera que nos asesore en coaching, en el juego, en referato, es decir estar un poco más globalizado en todo lo que signifique una mejor preparación física y técnica".
"Hoy el jugador argentino está dedicando mucho tiempo, está trabajando bien, y vemos que se adaptan enseguida. Está el caso de aquellos que incursionan en el profesionalismo por alguna suplencia temporaria y enseguida estuvieron en el nivel físico de los franceses, por ejemplo.
"Creo que hay que mejorar la calidad de nuestra competencia, se de inquietudes de la UAR y de las uniones provinciales por tener un mejor nivel de juego".
Eso podría ser un mejor competencia a nivel de seleccionados?
"No, yo haría más competencias a nivel de clubes. Argentina es un país de clubes; deberíamos ver un poco lo que hacen Francia o Inglaterra, porque no podemos competir tomando el modelo del Hemisferio Sur, donde prevalecen las regiones. Nuestra cantera ha sido históricamente el rugby de clubes y eso debe ser apuntalado”.
Siempre dentro de un rugby amateur?
"Nunca digo amateur. Hoy nuestros jugadores son profesionales no rentados. La dedicación en cuanto a su entrenamiento es la de un profesional. La pasión, que le pone un chico a este juego, es mucho más que el dinero. Hay gente que deja cualquier cosa con tal de entrar a una cancha de rugby, por la estructura de valores que encuentra en este deporte, lo cual insisto es un potencial más fuerte que el dinero. Talvez dentro de ese potencial puede venir la plata, para que se transforme en una figura, pero ojo que es menos del uno por ciento los que van a llegar a ese profesionalismo que hoy vemos. En el camino quedan muchos y son también muchos los que se divierten jugando. Por eso digo que nuestra tarea es inculcarle al jugador los valores que hay en un club donde muchísima gente trabaja para el rugby, siendo eso algo que nos distingue en todo el mundo".
Cuando eras un "puma´65" imaginabas estos tiempos?
"Creo que los dirigentes de aquellos años fueron muy visionarios. Trajeron un entrenador profesional de Sudáfrica; con él nos entremos unos cuatro meses, estuvimos dos meses de gira. Para aquella época era mucho más profesionalismo del que cuestionamos hoy. Aquella dirigencia supo dar un salto cualitativo enorme y hoy estamos en una situación parecida: están los Pampas en Sudáfrica, demostrando que están un escalón más arriba que nuestra media, producto de esa competencia, por lo tanto veo a la Argentina, más allá de algunos altibajos, en una buena tendencia. Tenemos que adecuarnos a la demanda y entender que todo debe ser una unidad, desde el rugby de base hasta el de alta competencia y es necesario conducir cada espacio con mucho liderazgo, porque sin ello las cosas no funcionan. Hoy, socialmente, hay un cuestionamiento generalizado a la autoridad y este es un juego del testimonio, aquí el capitán no se elige por sorteo, se lo designa por lo que es afuera y dentro de la cancha, por sus virtudes, el equipo no se elige en base a una camarilla, debe ser formado con los mejores y todos esos valores deben ser tomados por la dirigencia para que funcionemos como equipo. Soy optimista, creo que estas pequeñas crisis servirán para llevar por el buen camino a nuestro rugby".

Valoración:
 

OTRAS NOTICIAS Nacionales