Regionales

El Proyecto San Agustín en marcha

El Proyecto San Agustín en marcha

20 de Septiembre de 2019 - Empezó este viernes y continuará asi en el último día de la semana laborable, cuando a las 16, en el Estadio Municipal "Jorge Newbery" se den citas ex jugadores de nuestra ciudad, con un solo objetivo: transmitir rugby a chicos con sindrome de down.

    Poco a poco, pero con entusiasmo desbordante se fueron acercando chicos de diferentes edades atraídos con la sola idea de jugar rugby, en las horas previas al debut de Los Pumas en el Mundial de Japón. Talvez por eso algunos llegaron luciendo la celeste y blanca, como si quisieran sentir en la piel y el corazón todo lo que significa vestir la casaca nacional
    Para Sebastián Bosch "creo que superamos cómodo los 40. Ahora el desafío es mantener esto como piso y a partir de alli crecer,  porque esto no para, no tiene fecha de vencimiento, ver a los chicos jugar, divertirse, disfrutar con una pelota de rugby es algo único"
    Para enseguida agregar: "Por este tema la semana que viene tenemos reunión con la Unión de Rugby de Rosario. Pero ya hemos tenido reuniones con Los Pumpas, en Buenos Aires, con Los Cuyens, en Mendoza, con Cardenales, en Tucumán quienes un par de años de experiencia y han logrado armar equipos para competir con clubes. En nuestro caso, recién arrancamos, pero tenemos ese objetivo".
    Y asi se fueron armando los diferentes grupos. Conducidos por muchos hombres a quienes supimos ver jugando mas de una vez en nuestras canchas y también en el mundo, organizando y transmtiendo en cada enseñanza, en cada movimiento, los valores de nuestro deporte. Entre ellos Nicolás Bosicovich, el ex puma mundialista en Sudáfrica´95: "Me sorprendieron las habilidades de varios de ellos, los vi muy concentrados, muy atentos a todos los ejercicios. Sinceramente me voy contento y con muchas ganas de volver a estar con ellos el viernes que viene, porque esto no para más, porque acá hay que comprometerse como en todo equipo.
    Ex jugadores, también entrenadores de diferentes clubes de la ciudad, pero todos convocados por una sola idea: darle la oportunidad a muchos para que sean parte del "mundo rugby". Ayer fueron rivales en la cancha, hoy son una vez más amigos dispuestos a ayudar al semejante.
    Dejando por un momento la política al lado, Gabriel Chumpitaz, fue otro de los que se acercó. "Los vi con muchas ganas y con disciplina, un valor que aprendimos en el rugby, como también el respeto. Fue muy lindo compartir estos momentos con ellos y en un momento hasta lagrimeamos por tener esta oportunidad de transmitir valores". Para enseguida señalar, "de las cuatro estaciones que hicimos, la más exitosa fue la del tackle, golpear la bolsa, darle el abrazo del oso fue algo realmente lindo. Sinceramente no hay palabras para destacar el trabajo de tantos amigos, porque Rosario se merecía algo de esta magnitud".
    Por eso casi medio centenar de chicos se animaron a mover la ovalada, a sentir en sus cuerpos el impacto al golpear una bolsa de tackle, a entender que un pase es darle la pelota a un amigo para seguir jugando y porque enfrente hay otros amigos que también quieren hacer lo mismo.
    Finalmente, Agustin Pozzo, otro de los referentes de esta iniciativa. "Con el Bocha nos conocemos de chicos, somos camada 76, fuimos rivales en la cancha, como jugadores, también como entrenadores y compartimos la camiseta del seleccionado de Rosario en mas de una ocasión. Pero la vida quiso que nos cruzáramos en el Movimiento Cristiano para Gente de Rugby, donde hay gente de distintos clubes y allí surgió la idea de rugby inclusivo, entre otras, de esta acción grupal.
     "Ojalá -señala Agustín- que todos esos valores que hemos cultivado en el rugby les lleguen a ellos, como ser el sentido de pertenencia, el trabajo en equipo, la confianza en el compañero, que son importantes en la cancha, pero mucho más en el partido de la vida, que en definitiva, es el más importante".

Valoración:
 

OTRAS NOTICIAS Regionales