Internacionales

Una historia de tres décadas

Una historia de tres décadas

David Kirk (1987) y Richie McCaw (2015)

19 de Septiembre de 2019 - Entre 1987 y 2015 se disputaron ocho mundiales. Los All Blacks inaguraron la serie levantando la Webb Ellis y la cerraron de la misma manera. Pero Australia, Sudáfrica e Inglaterra, también tuvieron su momento de gloria.

NUEVA ZELANDA 1987
    El torneo fue un éxito, a pesar que los enlaces de TV vía satélite no estaban bien desarrollados en ese momento y significó que el público en Europa no pudiera ver los partidos en vivo. Los All Blacks que dominaron todo el torneo, se consagraron campeones al vencer a Francia por 29-9. Los franceses eliminaron a Australia en semifinales, en uno de los mejores partidos del historial mundialista.
    Los Pumas no pasaron de la fase clasificatoria, perdiendo con  Nueva Zelanda y Fiji, para obtener solo un triunfo ante Italia. El técnico era el platense Héctor Silva.
INGLATERRA 1991
    La sede fue el país "cuna del rugby", pero se jugaron también partidos en Escocia, Gales, Francia e Irlanda. Por primera vez el torneo fue visto como un importante evento deportivo mundial y terminó siendo el más grande del año. Fue el primero al que se clasificó por eliminatorias y el último en el que la participación de Sudáfrica estuvo prohibida.  La reina Isabel II presenció la final del torneo y entregó la Copa Webb Ellis.
    En lo deportivo se vieron algunas sorpresas. Canadá llegó a cuartos de final, Escocia fue semifinalista y terminó en el cuarto lugar y Australia se consagró campeón al derrotar en la final a Inglaterra por 12-6. En semifinales, los Wallabies eliminaron a Nueva Zelanda. El wing David Campese fue la gran figura, marcando seis tries.
    Argentina tampoco logró superar la fase de grupos, cayendo ante Australia, Samoa y Gales. La conducción técnica del equipo estuvo a cargo de Luis Gradin.
SUDAFRICA 1995
    Reincorporada Sudáfrica al mundo del rugby, se decidió que dicha nación. organizaría la copa. El país se encontraba en transición, tras el derrumbe del apartheid y la llegada de Nelson Mandela a la presidencia en mayo de 1994. Mandela dio todo su apoyo a su selección, que en aquel momento solo contaba con un jugador de raza negra, sin embargo los Springboks, como se le conoce al seleccionado sudafricano, fueron vistos como representantes de toda Sudáfrica, despertando un fuerte nacionalismo en los, a medida que el equipo avanzaba en el torneo. Esto fue plasmado en la película de Clint Eastwood; Invictus, que mostraba precisamente el padrinazgo político que marcó dicho evento en la cumbre del gobierno de Mandela por sus políticas para la nueva Sudáfrica.
    Fue el último torneo que se jugó en el amateurismo y el primero donde se jugó un tiempo extra. Se caracterizó además por las grandes estrellas que lo disputaron como Jonah Lomu, George Gregan, Andrew Mehrtens, van der Westhuizen, François Pienaar, entre otros. La selección local llegó a la final donde debió enfrentar a Nueva Zelanda, el mejor equipo del torneo; con las apuestas 2-1 abajo y luego de forzar el tiempo extra, los tres puntos del drop de Joel Stransky dieron la agónica victoria por 15 a 12.
    Otra vez el seleccionado nacional regresó sin ganar ni un partido, ya que en la fase clasificatoria fue derrotado por Inglaterra, Samoa e Italia.  El tucumano Alejandro Petra y el rosarino Ricardo Paganini fueron los entrenadores.
GALES 1999
    Si bien la sede oficial fue Gales, al igual que en 1991, se realizaron partidos en el resto del Reino Unido, Francia e Irlanda. Fue el primer torneo de la profesional, el último del siglo XX, el primero con 20 equipos y también fue el peor deportivamente organizado; solo cuatro países clasificaron automáticamente y se incluyó una etapa de play-offs para llegar a cuartos.
    Deportivamente; Jannie de Beer obtuvo el récord de 5 drops en un partido, Stephen Larkham marcó un drop a 45 metros y se consagró un equipo que clasificó al Mundial luego de pasar por las eliminatorias regionales. Luego de partidos memorables en semifinales con victorias de Francia ante Nueva Zelanda y Australia contra Sudáfrica, los Wallabies australianos obtuvieron por segunda vez la Copa Webb Ellis al ganarle a Les Blues de Francia en la final por 35 a 12, demostrando la superiodidad del hemisferio sur en el deporte.
    Primera gran alegría mundialista al superar la primera fase del torneo, derrotando a Samoa y Japón, para luego vencer a Irlanda, para pasar a cuartos de final, instancia en la cual Argentina fue derrotada por Francia.
    El neocelandés Alex Wyllie estuvo al frente del equipo, tras una serie de desavencias dirigenciales que dejaron afuera al rosarino José Luis Imhoff, unos meses antes.
AUSTRALIA 2003
    Fue el turno para otro histórico del rugby mundial. Fue organizada en Australia, se esperaba que Nueva Zelanda co-organizara el torneo, pero debido que no se concretaron las negociaciones sobre publicidad con la NZRU, Syd Millar rechazó la propuesta. Se estableció el formato actual y el torneo fue el de mayor éxito económico hasta ese momento.
    Es considerado el más competitivo deportivamente hablando; Australia mostraba un gran nivel y se creía que obtendría su tercer título, pero del otro hemisferio venía Inglaterra, que había logrado el Grand Slam en Europa y se decía que estaba compuesto por la mejor camada de la historia l país. Por otra parte Francia, Nueva Zelanda, Irlanda, Sudáfrica y Gales no se quedaban atrás con el nivel con el que llegaban. Durante todo el torneo se destacó la gran actuación del apertura inglés Jonny Wilkinson.
    En la final se encontraron australianos e ingleses, luego de un partido cerrado con empate 17-17, se definió en muerte súbita a través del drop de Wilkinson y consagró a Inglaterra campeona del Mundo.
    Otra vez nuestro seleccionado no pudo superar la etapa clasificatoria. Solo le ganó a Rumania y Namibia, pero perdió con Australia e Irlanda.
    La dupla Marcelo Lofreda y Daniel Baetti fue responsable de la conducción técnica del equipo nacional.
FRANCIA 2007
    Le llegó el turno a Francia con algunos partidos en Escocia. Fue el de mayor éxito económico, al menos, hasta que se disputó el Mundial de Inglaterra 2015 y superó las marcas de audiencia y espectadores de todas las Copas Mundiales de Fútbol anteriores a México 1986.
    El torneo vio caer a los All Blacks en cuartos de final (siendo su peor participación), Los Pumas  sorprendieron al mundo del rugby en esta ocasión y se vio el resurgir de Sudáfrica. Los Springboks se consagraron campeones por segunda vez en su historia luego  de derrotar a Inglaterra en la final. La selección de Argentina obtuvo su mejor resultado histórico, al vencer  a Francia e Irlanda en la fase de grupos, superar Escocia en cuartos de final, perder ante Sudáfrica en semifinales y derrotar nuevamente a Francia en el partido por el tercer puesto.
    Hasta ahora la mejor actuación del historial. Los Pumas ganaron su zona tras vencer sucesivamente a Francia, Irlanda, Georgia y Namibia. En cuartos de final Argentina venció a Escocia y en su primera semifinal fue derrotada por Sudáfrica. Pero se logró la medalla de bronce al derrotar por segunda vez en el torneo a Francia, el anfitrión. Al igual que en Australia, repitieron Loffreda-Baetti, el rol de entrenadores.
NUEVA ZELANDA 2011
    Nuevamente la tierra maorí recibió al RWC, tras la primera edición en 1987. El torneo se caracterizó por la polarización de los hemisferios norte y sur durante la fase final, que deparó una final y partido por el tercer puesto idénticos a los de la primera edición de 1987, y al igual que entonces, Nueva Zelanda derrotó a Francia, con un más que agónico marcador de 8 a 7 en la final disputada en el Eden Park de Auckland. Nueva Zelanda se veía seriamente comprometido y obligado a ganar ese campeonato después de ser eliminado de casi todas las ediciones anteriores pese a ser el favorito de todos los torneos. De las tres superpotencias del hemisferio sur, fue la última en lograr un segundo título.
    Otra gran actuación de la Argentina, venciendo en la primera fase a Escocia, Georgia y Rumania, para solo caer ante Inglaterra. En cuartos de final el seleccionado argentino fue derrotado por Nueva Zelanda. El ex ala del CASI y de Los Pumas, Santiago Phelan fue el head coach
INGLATERRA 2015
    Después de 24 años, Inglaterra volvería a ser la principal sede del Mundial, teniendo algunos partidos en Gales. Esta edición, vio varias sorpresas, como el sorprendente nivel demostrado por Japón en la fase de grupos, derrotando a Sudáfrica en su primer partido y mostrándose como una selección fuerte y digna de pasar a la siguiente fase, pese a no haberlo conseguido; y la eliminación temprana de los locales tras no haber logrado la clasificación a cuartos de final.
    La polarización de los hemisferios norte y sur se repetirían como en la edición pasado, con la diferencia de que por primera vez en la historia, todas las selecciones de un hemisferio (en este caso, las selecciones del Sur) llegasen a semifinales. Por el tercer puesto, Sudáfrica, con un dudoso nivel demostrado en la fase de grupos, derrotó a Argentina, y pese a su victoria, el rendimiento aún quedó cuestionado. En la final, disputada en el Twickenham Stadium, enfrentó a Nueva Zelanda y Australia, partido que terminó 34-17 a favor de los neozelandeses, cuya consagración les permitió ser el primer campeón en lograr retener el título, demostrando su supremacia en este deporte.
    Nuevamente Argentina cumplió una campaña de excelencia, llegando hasta semifinales, para caer en la lucha por el tercer puesto ante Sudáfrica. En la etapa de grupos Los Pumas perdieron con Nueva Zelanda, pero derrotaron a Georgia, Tonga y Namibia; en cuartos de final vencieron a Irlanda y en semifinales fueron derrotados por Australia. El tucumano Daniel Hourcade condujo técnicamente al equipo.

Valoración:
 

OTRAS NOTICIAS Internacionales