Coaching

El scrum vuelve a sus fuentes (1)

El scrum vuelve a sus fuentes (1)

Martín Camero, entrenador de Gimnasia y Esgrima

01 de Julio de 2019 - Habrá cambios en el empuje del scrum, a partir del 2020, en virtud de las mejoras detectadas, desde la puesta en funcionamiento del programa Rugby Seguro que permitió reducir en un 50% los colapsos en los últimos dos años.

    Como se recordará hubo en nuestro rugby varios accidentes serios que obligaron a una decisión de la UAR en el 2016 de implementar un programa de medidas, avaladas por la World Rugby, para mejorar la seguridad en esta tradicional formación.    
    Ahora bien, transcurrido ese tiempo y gracias a los logros obtenidos en este aspecto, se determinó que el empuje volverá a ser libre para las divisiones superiores, a partir del próximo año, recordando que en el rugby juvenil, a nivel internacional, no se puede empujar más de un metro y medio.
    Sobre el tema iniciamos una serie de entrevistas con entrenadores litoraleños que dedican su trabajo al entrenamiento del scrum.
Martín Camero, Gimnasia y Esgrima Rosario.-
    "Desde el punto de vista de la seguridad fueron efectivas las medidas tomadas en su momento por la UAR, porque todo el mundo empezó a darle importancia a tener un scrum más seguro. Fue importante que los jóvenes entendieron esto, como también tomaran conciencia del respeto por el compañero y por el adversario, porque bien sabemos que cuando hacemos algo mal en esta formación, el daño lo puede recibir el que está enfrente, el de al lado o nosotros mismos.
    "Está bien volver al empuje, se dijo que este año será en el Interior y en el Nacional, lo cual es bueno porque son torneos por empezar, no me gustaría que se haga en medio de un torneo como el Litoral, que ya está en marcha.
    "Pero después de esta experiencia, creo que ahora es el momento para evolucionar y volver a ponernos en un mismo plano con el resto del mundo. No ha cambiado demasiado el scrum, más allá que hay algo medio psicológico en la Argentina con esta formación, porque cualquier cosa que tenga que ver con eso, es impactante. Hay que seguir agachándose, hay que seguir empujando, hay que hacer fuerza. Un metro y medio es el 90% de un scrum, porque no veo que duren mucho más de ese avance, porque pasado ese tiempo, puede pasar cualquier cosa.
    "Ahora va a haber una responsabilidad muy grande de parte de los árbitros. Entiendo que no se debe dejar que avance demasiado, porque buscar el penal, aumenta el riesgo de lesiones. Es mi manera de verlo, prefiero el scrum sometiendo, sufriendo porque es parte del juego, sea que avances o retrocedas, pero tiene que primar una cierta lógica, porque una cosa es someter y otra muy distinta es pasarlo por arriba al rival. Se ve bien a nivel internacional que cuando la pelota está en los pies del ocho, hay que jugar y eso es algo que debería fomentarse, porque en definitiva lo que vale es jugar.
    "Si vamos a jugar un scrum a cada rato para buscar un penal, se terminará viendo cual es el más fuerte, pero en definitiva al juego eso no lo favorece, no lo beneficia".
(Fuente: SuperTry.News N° 81)

Valoración:
 

OTRAS NOTICIAS Coaching