Nacionales

"Ñanducitos": Humildad y confianza

04 de Abril de 2017 - Con Marcelo Paván, integrante del staff técnico que integra con Leandro Bouza e Iván Corolenco, charlamos en las vísperas de una nueva semifinal para el rugby rosarino. Para ese parrtido "llegamos con el ánimo bien alto, por suerte sin lesionados, gracias a Dios disponemos de los 26 jugadores que integran el plantel"

    Y en referencia al plantel, el hombre formado en el Jockey Club Rosario, reconoce que "es un grupo bárbaro, muy buenos chicos, disciplinados, ordenados, creo que han madurado, porque por ejemplo, tienen bien claro que en este nivel no se pueden cometer errores o distracciones como nos pasó en el inicio del partido con Mendoza. Recuerdo que entramos medio dormidos, los mendocinos supieron aprovechar esa circunstancia y nos terminaron ganando jugando bien. Esa fue una experiencia importante para el grupo".
    Para llegar a esta semifinal, tras ganarle a Mar del Plata y perder con Cuyo, el último paso fue Salta. "Un equipo -dice Paván- muy duro, ordenado, hicimos un primer tiempo parejo, pero en el segundo logramos imponer nuestra movilidad, fuimos pacientes, aparecieron los espacios y terminamos ganando con autoridad. Además la defensa funcionó muy bien, algo fundamental cuando se compite en un Campeonato Argentino".
    Y se viene la semifinal, nada menos que ante Buenos Aires, el campeón de los últimos años, "es un rival fuerte, no tiene tanto tamaño, pero dispone de muy buenos jugadores, con destrezas individuales interesantes. Utilizan bastante el pie en campo propio, pero bien sabemos que no existen equipos imbatibles".
    No imbatibles, una clara definición de la confianza que reina en el grupo rosarino, "es que estamos tranquilos, hemos hecho las cosas de la mejor manera posible, se ha trabajado a conciencia y eso genera confianza, algo que le transmitimos a los chicos, que confien en sus capacidades. Bien sabemos que eso no significa ganar, pero si tenemos la tranquilidad de haber trabajado bien, por eso con la humilidad que nunca debemos perder, estamos en condiciones de jugar de igual a igual con Buenos Aires". En el decir de Marcelo Paván, una clara definición del estado de ánimo que hoy reina en el bunker rosarino. Ganar o perder, es simplemente un resultado numérico, lo valioso es la entrega y eso está garantizado.

Valoración:
 

OTRAS NOTICIAS Nacionales