Internacionales

Dos miradas sobre Río 2016

03 de Agosto de 2016 - La concentración arbitral "pre olímpica" en nuestra ciudad nos dio la oportunidad de charlar con quienes en horas más van a ser protagonistas de un hecho histórico, el rugby en su retorno a los Juegos: la española Alhambra Nievas y el argentino Federico Anselmi.

  Para la "granadina" Alhambra, su sensación del momento se sintetiza "en los varios años que llevo preparando esta cita y mi objetivo fundamental es disfrutar haciendo un buen trabajo".
  Y enseguida aborda la importancia que tienen los juegos para su país, porque "es algo muy especial, porque nuestro rugby no tiene el nivel como puede ser Argentina, Nueva Zelanda, Inglaterra y tantos otros, pero estamos en el camino. El hecho de haber clasificado a las dos selecciones es sumamente importante porque debe servir para darle más apoyo al rugby español, sea por parte del gobierno o de las empresas. Allá decimos vamos a tener una tripleta, con los dos equipos y mi representación en el arbitraje, asi que estamos muy esperanzados y por que no, soñar con una medalla".
  Alhambra integró la terna de mejor árbitro 2015 de la World Rugby, junto con Nigel Owens y Jerome Garcés, está considerada la mejor del mundo entre las mujeres, con experiencia en el circuito se anima a analizar la competencia inminente, "van a ser unos juegos muy igualados. En la serie de este año dominó Australia, pero en Río creo que va haber mucha igualdad, todas las selecciones traen muchas estrategias preparadas en casa, todos los partidos va a ser muy parejos, sea en los grupos o en la fase eliminatoria, lo cual planteará una linda exigencia para los árbitros".
  A los 19 años empezó a jugar rugby, lo hizo durante 11 años y hace dos que arbitra. Es un claro exponente del rugby español y sobre el momento que hoy se vive en su país destaca que "hay una ola positiva de situaciones, tanto es asi que la final de la Copa del Rey fue en un estadio de futbol lleno con la presencia del rey, tuvimos la final del Top 14 de Francia, en Barcelona, además clasificamos las dos selecciones para Río, jugamos la final del Junior World Trophy, es decir todos pasos tendientes a que crezca el rugby en España para poder equipararnos con el primer nivel del cual todavía estamos un poco alejados, pero ahora debemos gestionar todo lo bueno que está llegando para ir por más, porque la clave es llevar el rugby a los colegios, porque de la cantidad, sale la calidad. Estuve en un club de Argentina donde vi 300 infantiles y eso es lo que debemos lograr en mi país".
  Finalmente, sobre lo hecho en nuestra ciudad no dudó en decir que "me encantó estar en Rosario para estas tareas, ya la conocía del año pasado cuando vine a la qualy en Santa Fe. Es una ciudad preciosa, la zona del río es espectacular, tiene en esa zona lindos lugares para comer, nos han acogido con muchísima hospitalidad, con esa calidez propia de los latinos, ha sido el sitio perfecto para terminar nuestra preparación"
  Tras la competencia femenina en Río (será entre el 6 y el 8) será el turno de los varones. a partir del martes 9. Acá Argentina tendrá en cancha a Pumas´7 y al árbitro mendocino, radicado en Buenos Aires, de 33 años, Federico Anselmi para quien "estar en los Juegos, es el sueño hecho realidad, ir a Río es un privilegio. Nos hemos preparado bien, tengo experiencia y ahora solo hay que pensar en referear lo mejor posible y disfrutar de todo esto".
  Para este árbitro que viene viajando por el circuito mundial desde su debut en Dubai 2009, "es una doble sensación muy especial, porque somos los primeros y también los últimos, teniendo en cuenta que es el regreso del rugby luego de 92 años"
  Su experiencia en el juego de siete hombres, le permite analizar lo que puede ocurrir en el Deodoro Stadium, de Río de Janeiro. "Va a ser un torneo muy parejo, por lo que vengo viendo en el circuito mundial. Salvo Brasil y España que habitualmente no lo juegan, a los otros los tenés participando, se conocen muchísimo, hay una evolución muy grande en todos, cada vez es más parejo y me animaría a decir que los cuartos de final van a ser una lotería y estoy seguro que vamos a ver más de una sorpresa".
  Anselmi, referee asistente en Inglaterra 2015 y debutante este año como árbitro principal en el Super Rugby,  refrenda su concepto con un "estoy convencido que cualquiera le puede ganar a cualquiera, son tiempos de 7 minutos que si tenés posesión y control y puede darse que un "débil" le de una sorpresa a un "fuerte" sin ningún problema".

Valoración:
 

OTRAS NOTICIAS Internacionales