Internacionales

Muerto el Rey, viva el Rey

Muerto el Rey, viva el Rey

22 de Junio de 2012 - Tras un dominio de cuatro años y sus consiguientes títulos, los Baby Blacks resignaron su reinado y cayeron en la final del JWC ante Sudáfrica por 22-16, en el Newlands Stadium, de Ciudad del Cabo, ante 35.000 espectadores.

    Para muchos nostálgicos se repitió aquella historia de 1995, cuando los Springboks vencieron a los favoritos All Blacks, en la final del RWC, lo cual significó el primer título mundial de los sudafricanos. Pero esta vez, quien alzó la copa fue Wian Liebenberg, el tercera línea de los Blue Bulls, todavía con 19 años.
    En su campaña los Baby Boks perdieron en el debut ante Irlanda 23-19, para luego ganar todos sus partidos: Italia 52-3; Inglaterra 28-15 y Argentina en la semifinal 35-3.
    Los flamantes campeones fueron conducidos técnicamente por Dawie Theron y Handre Pollard, fue su artillero con 42 puntos, ocupando el cuarto lugar, en una tabla que fue liderada por el galés Tom Prydie con 61. 
    Quedó para Jan Serfontein el halago de ser tryman del campeón con 4 conquistas, compartiendo el lugar con el neocelandés Milford Keresoma. El tryman del mundial fue el escosés Jamie Farndale, con 6 tries.

Valoración:
 

OTRAS NOTICIAS Internacionales