Nacionales

Voces de finalistas

26 de Noviembre de 2011 - El 18º Nacional de Clubes, en una versión más acotada, tuvo la feliz coincidencia de enfrentar a dos tradicionales adversarios del rugby de "tierra adentro". Y entonces el interior tuvo su fiesta nacional, porque este duelo entre Duendes y La Tablada ya comienza a hacer historia y se está convirtiendo en un auténtico clásico. Fue el tercer test, con sabor a final: dos por el Nacional y uno por el Interior.

Guillermo Carranza, pilar de Duendes, estuvo en cuatro finales del Nacional, de las cinco que jugó su club.- "Fue una final durísima, se ganaba, se perdía, ninguno lograba sacar una ventaja, muy disputada. Por momentos se hicieron mal algunas cosas, pero tuvimos ganas, muchas ganas, se luchó hasta el final y esta vez nos tocó a nosotros".
"Al partido lo buscamos en todo momento, y cuando quedamos abajo insistimos, no se si bien o mal, pero lo buscamos. Luego del try de Simón, los últimos minutos fueron eternos, pero los aguantamos bien y hasta podríamos haber hecho otro try".
"En lo personal fue una semana dura, porque se murió mi perro, un miembro más de la familia, pero por suerte la estamos terminando bien, con este título que me hace muy feliz".

UAR ausente.- Llamó la atención la ausencia total de dirigentes de la Unión Argentina, en el principal torneo de clubes que organiza la entidad madre del rugby argentino. Hasta último momento se lo esperó al presidente Luis Castillo, pero un dirigente, sin vinculación con los finalistas, nos adelantó "no viene, no se que inconvenientes tuvo".

Juan Rapuzzi, wing de Duendes RC.- "Sabíamos que enfrentábamos a un gran equipo, muy completo, que no tiene fisuras. NO hubo una clave especial, simplemente fue nunca bajar los brazos, seguir intentando siempre. Ellos son muy sólidos en defensa, agresivos en ataque, pero por suerte se nos dio y en ese final pudimos quebrarlos y anotar".
"Después de haber perdido la final del Interior, ganar hoy ante el mismo rival es una felicidad enorme, imposible de expresarla en palabras. Por suerte la revancha se nos presentó enseguida y se dio como queríamos".

La Tablada en Las Delicias.- Fueron muchísimos los cordobeses que llegaron a Rosario. Mucho más que en la final del Interior. Tribunas superpobladas, con mucho cotillón, caras y cuerpos pintados azul-grana. En la previa, "históricos" del Barrio Urca se pasearon por el club house de Duendes, entre ellos Diego Domínguez, hoy empresario, Marcos Caldo, quien será coach de Argentina en los Juegos Odesur, en Ecuador y Daniel Tobal, coach de Los Dogos, campeón argentino.

Lisandro Gómez López, centro de La Tablada.- "Sabíamos que este partido iba a ser diferente a la final del Interior, porque ellos iban a salir mejor, con todas las ganas y como nosotros también estábamos bien, se dio un partido sumamente parejo".
"Duendes es muy buen equipo, pero nosotros cometimos demasiados errores para una final. Cuando el partido terminaba deberíamos haber controlado más la pelota, no lo hicimos y ellos se llevaron el resultado".
"Nos complicaron un poco después de la primera fase, no nos reposicionamos bien y esa fue una de nuestras fallas".

Nicolás Galatro, tercera línea de Duendes.- "Era una final y cualquier error se paga. Ellos tienen a Ramiro Pez, que se equivoca prácticamente cero, pero esos penales que dejó adentro creo que fueron dos errores en un momento clave del partido. No se debe haber equivocado en todo el año, pero le vinieron los dos seguidos, por suerte para nosotros".
"Nos sentíamos fuertes anímicamente. Sabíamos que aquel primer tiempo de la otra final fue algo más que anormal en Duendes y no podía volver a pasar. Sabemos que tenemos un plantel con jugadores de calidad, hoy se dio bastante cerrado, pero a cada golpe de ellos nos levantamos y supimos aprovechar al máximo nuestros momentos".

Pedro Imhoff, primero medio scrum, luego pasó de wing, cuando ingresó Pedro Escalante.- "Hoy en algunos momentos nos confundimos, anduvimos un poco errados, pero siempre nos sobrepusimos y nos comportamos como un campeón".
"Estoy ansioso por hablar con Juan allá en Francia, porque él también es parte de todo esto. Todos lo recordamos cuando vino de ganar la Vodacom Cup y enseguida fue a jugar aquel partido con CRAI; fue un ejemplo para todos nosotros, demostrando que con esfuerzo se pueden lograr cosas importantes".

Gastón Conde, entrenador de Duendes RC.- "Sabíamos que se iba a dar este tipo de partido, con resultado muy ajustado, con problemas para generar juego y eso hizo que se hiciera más dramático, porque debíamos trabajar con los errores de ellos cuando le pateáramos la pelota al fondo, aprovechando la ausencia de Revol".
"Al final buscamos un juego de penetración que pretendíamos haberlo hecho antes, pero no habíamos podido. Pero esos veinte minutos finales, con los cambios, con gente fresca, encontramos algunos espacios. Creo que nuestro banco de suplentes fue superior al de ellos, y eso fue una buena ventaja".
"Nuestros forwards anduvieron bien con el juego corto, Pedro Escalante manejó bien los tiempos. Talvez no sea la faceta que más nos gusta, pero sirve para ganar finales. Me hubiera gustado jugar más, pero es el último partido, todos cansados del año que ha sido muy duro y sirvió para terminar bien borrando la final perdida en el Interior".
"Este es un club que transmite rugby de generación en generación. Acá solo se habla de eso. Siempre queremos crecer, mejorar, sabemos que en algún momento alguien nos va a superar, pero mientras tanto dejamos todo por este club. A veces nos peleamos entre nosotros, somos raros, hoy hay gente que me llama desde diferentes lugares para saludarnos, pero por otra parte hay algunos de club que ni siquiera te saludan. Bueno, allá ellos, no lo entiendo, pero así lo viven. Hay que respetarlos, talvez todo eso haga que la competencia interna por superarnos nos lleve a tener logros como éste".

Valoración:
 

OTRAS NOTICIAS Nacionales